TERMOGRAFIA

TERMOGRAFIA

La tecnología termográfica se ha convertido en una de las herramientas de diagnóstico más valiosas para el mantenimiento predictivo. Al detectar anomalías que suelen ser invisibles a simple vista, la termografía permite realizar correcciones antes de que se produzcan costosos fallos en el sistema.
Instalaciones de alta tensión

termo


El calor es un factor importante en las instalaciones de alta tensión. Cuando la corriente eléctrica pasa a través de un elemento resistivo, genera calor. Una mayor resistencia produce un aumento del calor. Con el tiempo, la resistencia de las conexiones eléctricas aumenta, debido, por ejemplo, a la holgura y la corrosión. El correspondiente incremento de la temperatura puede hacer que los componentes fallen, lo que puede provocar cortes de tensión inesperados e incluso lesiones. Además, la energía empleada en generar calor provoca pérdidas de energía innecesarias. Si no se comprueba, el calor podría acumularse hasta el punto de fundir conexiones y provocar averías e incluso incendios. Ejemplos de fallos en instalaciones de alta tensión que se pueden detectar con termografía:


• Oxidación de interruptores de alta tensión
• Conexiones recalentadas
• Conexiones mal aseguradas
• Defectos de aislamiento Estos y otros problemas se pueden detectar en una fase temprana mediante una cámara termo gráfica.


Una cámara termo gráfica le ayudará a localizar el problema con precisión, determinar la gravedad del mismo y calcular el tiempo en el que se debe reparar el equipo.

 
 

    

 transparenteee

 pie de pagina nuevo